Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

A.Lange & Söhne Thin Black Gold Flux

A. Lange & Söhne presenta el Saxonia Thin Black Gold Flux


Sajonia, lugar de nacimiento de la relojería de precisión alemana, se encarga de dar nombre a una de las colecciones más importantes de la firma. El Saxonia en 1994, fue uno de los cuatro relojes que presagiaron el renacimiento de A. Lange & Sohne. El reloj más delgado de la colección, está incluido en una familia donde elegancia y pureza son los atributos principales de la misma y con la navidad a pocas semanas, la marca viste su icónico reloj en una caja de 40mm fabricada en oro blanco. Además, le acompaña una esfera negra brillante especial que brilla con un intenso brillo de cobre.

El modelo que presentamos viene en el tamaño de caja más grande, de 40mm, pero la firma nos ha presentado el Saxonia Thin en tamaños de caja de 37mm y 39mm respectivamente desde su debut en 2011 donde por otro lado, la altura de inclinación la de 6,2mm la comparte con el modelo de 39mm. Así pues, el reloj monta un cristal de zafiro tanto en la parte delantera como en la trasera y como vemos, le acompaña una elegantísima correa de cuero negro con hebilla de punta de oro blanco.

El vidrio de aventurina es el encargado de decorar la esfera. Esta belleza es creada a partir de inclusiones de cobre y otros materiales, siendo una técnica practicada por los sopladores de vidrio de Murano desde el siglo XVII. Su esfera comienza su vida como una pieza en bruto de plata maciza que posteriormente se recubre con un fundente de oro negro que contiene lentejuelas de cobre. El destello fascinante que podemos observar, se crea a partir de la introducción de óxido de cobre mientras el vidrio se calienta, y que, posteriormente se cristaliza cuando la mezcla se enfría. Por otra parte, la aventurina debe moldearse en la esfera plateada para obtener una superficie lisa y uniforme. El resultado de este proceso de fabricación es un imponente fondo negro cósmico que emite una luz con detalles sutiles de cobre cuando capta la luz.

El resto de la pieza se compone de una esfera minimalista donde los marcadores de bastón, de oro blanco aplicados, y agujas de las horas y minutos siguen el patrón del Saxonia Thin clásico de la firma. Las orejetas tienen una ligera curvatura, haciendo que el reloj se ajuste perfectamente a muñeca y éste se lleve de una manera muy cómoda mientras que el bisel estrecho permite unas vistas amplias y claras de la esfera cósmica que presenta la pieza.

El Calibre L093.1 es el encargado de darle vida a la pieza. Este calibre ultra fino de cuerda manual tan sólo tiene 2,9mm de grosor y hasta la fecha, es el movimiento más delgado que ha presentado A. Lange & Söhne. Está formado por 167 piezas y 21 joyas y como con todos los movimientos Lange, se ensambla dos veces y se termina siguiendo los estándares más exigentes de la marca. A través del fondo de zafiro podremos contemplar algunos de los rasgos más distintivos como la placa de plata alemana de tres cuartos con nervaduras Glashüte y el puente del gallo grabado a mano junto con los chaflanes biselados y pulidos, los tornillos azulados, los botones de oro pulidos, el patrón en espiral del trinquete y los botones de oro pulidos. A pesar de una dimensión compacta del calibre, éste oscila a unas 21.600 alternancias a la hora otorgándole a la pieza una reserva de marcha de 3 días (72 horas). Así pues, su disponibilidad es de 50 unidades especial edición boutique lanzadas al mercado con un precio de salida de 24.500€.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

También te puede interesar